P-113 Visiones

FOLLETO P-113     “VISIONES”

“Encontrarás la liberación de las inquietudes, del aburrimiento y de la preocupación. Tu imaginación encontrará estímulos. La vida tendrá al fin un significado. Los años más satisfactorios de tu existencia están por delante.”

ISBN 84-300-4960-6 Texto  Básico de AA, pág. 140

fin portada, pag. 0


En la visión de Deudores Anónimos, puede considerarse como la capacidad de formar una imagen clara y concreta de lo que queremos hacer en la vida, lo que queremos obtener, crear, alcanzar o lograr. Es saber hacia donde vamos. Nuestra visión, es nuestra Misión, nuestro sueño y nuestras metas – ya que se nos han mostrado a través de nuestro Poder Superior.

Un miembro de D.A. puede tener su visión en pintar un cuadro o escribir un libro, mientras que para otro es formar una familia, o vivir en una casa rodeada de arboles. La visión de cada persona es totalmente única, y sin embargo, todas tienen el mismo objetivo.

¿El objetivo de Deudores Anónimos es lograr nuestra “Visión”?

El propósito principal de Deudores Anónimos, como se indica en el folleto, es: “mantener la solvencia y ayudar a otros a lograr la solvencia”. Sin embargo, además de seguir solventes, buscamos  nuestra visión y la calidad de vida tal y como se describe en las “Promesas de AA”.

“Vamos a conocer una  libertad y una felicidad nuevas. No nos lamentaremos por el pasado ni desearemos cerrar la puerta que nos lleva a él. Comprenderemos el significado de la palabra serenidad y conoceremos la paz. Sin importar lo bajo a que hayamos llegado, percibiremos cómo nuestra experiencia puede beneficiar a otros. Desaparecerá ese sentimiento de inutilidad y lástima de nosotros mismos. Perderemos el interés en cosas egoístas y nos interesaremos en nuestros compañeros. Se desvanecerá la ambición personal. Nuestra actitud y nuestro punto de vista sobre la vida cambiarán. Se nos quitará el miedo a la gente y a la inseguridad económica. Intuitivamente sabremos manejar situaciones que antes nos desesperaban. De pronto comprenderemos que Dios está haciendo por nosotros lo que por nosotros mismos no podíamos hacer. “

ISBN 84-300-4960-6 Texto  Básico de AA, pág. 78

fin página 1


¿Qué nos impide tener “claridad” acerca de nuestra “visión”?

Al igual que muchos de nosotros que hemos caído en la vaguedad y en la disfuncionalidad sobre el dinero también  hemos caído en la vaguedad y disfuncionalidad en las metas de nuestra vida. Podemos preguntarnos: ¿Tengo algún talento? ¿Algún don? ¿Puedo hacerlo? Algunos de nosotros se encuentran que tienen un trabajo o profesión que no les gusta.  Otros saben exactamente lo que quieren hacer, pero por alguna razón no lo hacen. Nosotros decimos cosas como: “Siempre quise aprender música, o ir a Hawái, o algo relacionado con la medicina”. Sin embargo, no hacemos nada para lograrlo.

¿Por qué? Venimos con excusas como: Estamos demasiado ocupados, no tenemos tiempo, no tuvimos la oportunidad adecuada, tenemos familias que mantener, y así sucesivamente. Mientras tanto, desperdiciamos el tiempo que tenemos, igual que hemos malgastado el dinero, y nuestros “sueños” siguen dejados de lado. Dejamos que nuestros temores, ansiedades, dudas sobre nosotros mismos y nuestra propia voluntad bloqueen la inspiración de nuestro Poder Superior de entrar en nuestras vidas.

¿Cómo puedo averiguar cual es mi “Visión”?

A veces, una de las preguntas más difíciles de responder es: ¿Qué es lo que realmente quiero? Nos mantenemos tan ocupados haciendo lo que tenemos que hacer, que no nos hemos preguntado, que vamos hacer. Y a veces no sabemos como diferenciar entre lo que realmente queremos y lo que creemos que va a complacer a nuestros padres.

fin página 2


En D.A. descubrimos que la visión propia puede darse de muchas maneras. En primer lugar, debemos dejar de endeudarnos –como el endeudamiento nos distrae del conocimiento de uno mismo y de la conexión con nuestro Poder Superior-. En segundo lugar, debemos tratar de conocer la voluntad de Dios para con nosotros  mediante el uso de la oración, meditación y el trabajo de los 12 Pasos de Deudores Anónimos.  Es a través del trabajo de los 12 Pasos que nuestros bloqueos y resistencias se eliminan. En tercer lugar, el uso de las Herramientas de DA para ayudar a clarificar nuestra “Visión”.

Más concretamente:

 Trabajando con nuestro Padrino, compartiendo de nuestras necesidades, ideas y sentimientos.

 Escuchando a otros miembros de DA compartir su experiencia, fortaleza y esperanza sobre el tema.

 Haciendo una Reunión de Alivio de Presión.

 Siguiendo nuestros  Planes de Acción.

 Haciendo servicio.

Es importante tener en cuenta que a medida que avanzamos en la recuperación, nuestra visión puede cambiar o incluso ampliarse. Cuando damos las acciones necesarias para completar una visión, otras nuevas pueden surgir. Por ejemplo, nuestra visión inicial para alcanzar nuestra solvencia, puede además incluir el regreso a la escuela, la apertura de nuestro propio negocio, viajar al extranjero, etc.

¿Cuáles son las consecuencias de ignorar nuestra “visión”?

Ignorar o negar nuestra visión,  como ignorar o negar nuestros sentimientos, puede provocar graves daños. El no ser fiel con uno mismo es como una especie de auto-endeudamiento. Para algunos puede manifestarse en síntomas físicos, o en la depresión, la ira, la ansiedad, la irritación, la inquietud. A veces, nos encontramos involucrados en las vidas de los demás como una forma de evitar nuestro potencial y nuestra visión. Esto nos agota la energía que necesitamos, para hacer “el gasto” en nuestro sueño y nos preguntamos porque nos sentimos sin rumbo y molestos. Y además, siempre existe el peligro de que nuestro antiguo pensamiento “deudor” nos convenza de que la única manera de llenar el vacío es gastar dinero.

Ignorando nuestra “Visión” y la inspiración de nuestro Poder Superior aumenta nuestro temor, refuerza nuestra propia voluntad,  y, finalmente, conduce a una sensación de fracaso y disminuye nuestra autoestima.

fin página 3


¿Cómo pueden ayudarnos las reuniones de “Visiones”?

Verbalizar nuestra “Visión” en una reunión nos permite superar nuestros miedos y ganar claridad en nuestros objetivos. En una reunión de “Visiones” fomentamos y apoyamos los sueños de cada uno.  Se nos da un plan para nuestros objetivos, así como el Plan de Gastos nos da una guía para nuestra recuperación económica.

¿Qué puede suceder a medida que descubrimos nuestras “Visiones”?

Descubrir nuestra “Visión” requiere valor, porque cuando nos enteramos de lo que vamos hacer, la voluntad de nuestro Poder Superior para con nosotros, el siguiente paso es:  ¡Hacerlo! Y eso puede ser aterrador.  ¿Estamos realmente dispuestos a hacer lo que sea para que nuestra visión se haga realidad, y hacer la voluntad de Dios? Si seguimos nuestro sueño ¿Qué pasará? ¿Qué pensarán los demás? Entonces, también, cuando seguimos nuestra visión otros sentimientos surgen, como el miedo o el fracaso, por un lado, y el miedo al éxito por el otro. Ambos pueden ser inquietantes.

¿Cuáles son los beneficios de vivir nuestras “Visiones”?

Podemos empezar a pensar que hay algo muy egoísta atreverse a vivir nuestra visión, pero lo que descubre la mayoría de nosotros es que el mejor regalo que podemos dar a los demás es nuestra propia satisfacción personal y ejemplo. Es cuando vivimos nuestra visión, equilibrando nuestra voluntad con la de nuestro Poder Superior, nos da la paz, la alegría, el equilibrio emocional, la autoestima y el amor que se nos ha prometido. Al vivir nuestra visión y al hacer la voluntad de Dios para con nosotros, inspiramos a otros a hacer lo mismo. Y así la cadena interminable de la recuperación y el crecimiento continua.

“Lo que en realidad tenemos es una suspensión diaria de nuestra sentencia, que depende del mantenimiento de nuestra condición espiritual. Cada día es un día en el que tenemos que llevar la visión de la voluntad de Dios a todos nuestros actos: “Como puedo servirte mejor; hágase Tu Voluntad (no la mía)”.

ISBN 84-300-4960-6 Texto  Básico de AA, pág. 79

fin página 4


NOTA DE TRADUCCIÓN: Traducido al español del Folleto Original nº P-113 “VISIONS”.  Aprobado (en inglés) por la Confe..