P-110 Usando el Teléfono e Internet

2º Borrador

Deudores Anónimos
Literatura  no  aprobada por la Conferencia
Folleto P 110
Edición 2002
Usando el Teléfono e Internet
“Mantenemos un constante contacto con otros miembros de DA, intercambiando números
telefónicos. Nosotros hablamos con otros miembros de DA antes y después de tener dificultades
con los pasos de recuperación.”
7ma. Herramienta de Deudores Anónimos
¿Porqué necesitamos usar el teléfono en nuestra recuperación? Antes de venir a DA, muchos de
nosotros nos alejábamos de otras personas. Pensábamos que eramos autosuficientes y que
conocíamos todas las respuestas. Por supuesto, esto llamado autosuficiencia nos condujo a DA,
buscando ayuda. En el primer paso de nuestra recuperación, admitimos que éramos impotentes ante
la deuda y que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables. Aprendimos a pedir ayuda y nos
beneficiamos al hacerlo. El uso del teléfono es una manera fácil de pedir, en cualquier momento,
ayuda a otros deudores en recuperación. Cuando usamos el teléfono, a menudo, encontramos
soluciones a los problemas, apoyo en las dificultades que podemos encontrar al practicar los pasos o
valor para vencer al miedo. Muchos de nosotros encontramos que el simple acto de hablar acerca de
nuestros sentimientos, pensamientos y acciones, nos da una serenidad renovada, aún cuando no
vemos un “resultado” o una “acción” visible.
¿Cuándo hacemos llamadas telefónicas en DA? Nos hemos dado cuenta que, en DA, lo mejor es hacer
en forma regular llamadas telefónicas, más allá de lo que esté sucediendo. Haciendo esto, nos
ponemos en contacto con gente que nos conoce y a quienes conocemos. A veces, podemos sentir una
fuerte necesidad de hacer una llamada, por ejemplo antes de llamar a un acreedor, o cuando sentimos
pánico o enfrentamos una situación de emergencia. Si tenemos el hábito de llamar personas, será más
fácil hacer esas llamadas. A veces, no apoyamos en las llamadas telefónicas antes y después de llevar
a cabo una acción. Para algunos de nosotros, una acción difícil puede ser abrir la correspondencia.
Cualquiera se a la acción que tengamos que enfrentar, una llamada telefónica a alguien, antes y
después de esa acción, facilita el llevarla a cabo. ¿Qué clase de apoyo encontramos a través del
teléfono? Cuando hacemos una llamada telefónoica en busca de apoyo, a menudo, difieren de otros
tipos de llamadas. Habitualmente, este tipo de llamadas es muy breve, pues estamos enfrentando una
situación que necesita nuestra atención inmediata. Antes de hacer la llamada, establecemos nuestra
necesidad de pedir apoyo por una acción específica, y preguntamos si podemos volver a llamar
cuando la acción finalice. Muchas veces, el miembro que recibe este tipo de llamada entiende que
debe ser breve y nos apoyará a llevar a cabo la acción.
Llamadas regulares. Cuando llamamos a otros miembros de este programa, sabemos que nadie
puede tomar decisiones por nosotros. En DA no tenemos reglas y sólo hacemos sugerencias a otro
miembro. Podemos pedir que nos cuenten acerca de su experiencia, de su fortaleza y de su esperanza
sobre un tema. Nos damos cuenta que describir y discutir una situación y nuestros sentimientos acerca
del mismo, puede ayudarnos a clarificar nuestros puntos de vista. Cuando compartimos nuestras
experiencias y escuchamos a otros, descubrimos que no somos tan diferentes como pensábamos.
Aprendemos a confiar en nosotros mismos
y en los otros. Hablamos acerca de nuestras decisiones y planeamos acciones con los otros. Ellos
pueden ofrecer opciones que no habíamos visto o sugerirnos la aplicación de un paso, trabajar en él
o leer un punto determinado de la literatura de DA.
¿A quién llamar? Normalmente llamamos en forma regular a nuestros padrinos y miembros de
nuestro grupo de alivio de presión. Estos miembros tratan de conocernos más y ayudarnos a llevar a
cabo planes de acción que fueron desarrollados durante la reunión de alivio, como así también
apoyarnos en nuestras vidas. Además de estas personas, la mayoría de nosotros tenemos un círculo
de gente de apoyo a quienes podemos dirigirnos. También es importante para nuestra recuperación,
dar la bienvenida a los recién llegados, y compartirles nuestra experiencia, fortaleza y esperanza, e
intercambiar los números telefónicos con ellos.
¿Cómo nos hemos sentido cuando pedimos apoyo a través del teléfono? Antes de venir a DA,
sentimos vergüenza por nuestra situación financiera, a menudo, pensamos que deberíamos ser
capaces de manejar la situación sin pedir ayuda. Es posible que al utilizar el teléfono aparezcan estos
viejos sentimientos. Si esto sucediera, muchas veces ayuda el poder compartirlo con otra persona. A
menudo, quien escucha puede compartir su experiencia en una situación semejante. Casi
invariablemente, nos da esperanza el poder hablar con otro miembro en recuperación. Podemos
afirmar que estamos en el camino correcto. Podemos ver como otros se ha beneficiado el practicar el
programa. Nosotros también sentimos que nos beneficiamos. Frecuentemente, perdemos nuestros
miedos cuando compartimos con otros miembros.
¿Cuándo hablamos por teléfono, qué problemas aparecen? Algunos de nosotros tenemos
problemas con respecto a usar el teléfono en nuestra recuperación. Algunas veces, esto significa hacer
muchas llamadas y de esta manera, evitar responsabilidades y sentimientos. Algunos de nosotros
puede también recibir muchas llamadas y no saber decir No a la llamada de otro miembro de DA.
Algunos de nosotros no usamos el tiempo necesario para llamar por teléfono y tenemos la idea que
nosotros, sin ayuda, deberíamos resolver nuestros problemas. Podemos pensar que vamos a
interrumpir a otros y que nadie va a querer perder tiempo escuchándonos, o es posible que tengamos
miedo a su reacción. Cualquiera que sea el problema que se plantee, hay una solución. Cada persona
es diferente, y la solución usualmente la encontramos discutiendo el tema con un padrino, un miembro
del grupo de alivio de presión u otro miembro amigo.
¿Cuál es nuestra experiencia recibiendo llamadas? Recibir una llamada telefónica nos da la
oportunidad de ayudar a otro miembro de DA. Algunos de nosotros, vemos estas llamadas como un
regalo que nos envía nuestro PS. Cuando hablamos por teléfono con otro compañero, muchas veces
encontramos soluciones a nuestros propios problemas. Por lo menos, obtenemos una gratificación al
tener que pensar sobre nosotros mismos. Los miembros que regularmente reciben llamadas
telefónicas, sienten que se fortalecen a través de las mismas. Al mismo tiempo, los miembros tratan
de asegurar que no dejan de lado sus propias necesidades al contestar constantemente, llamadas
telefónicas de otros miembros.

Qué hay de E-Mail y otras formas de comunicación en línea?
Además del teléfono, algunos de nosotros usamos el Internet para comunicarse con otros D.A.
miembros – por ejemplo, a través de e-mail y mensajería instantánea. Muchos de nosotros usamos email
para alcanzar miembros cuyos horarios diferentes a las nuestras. Algunos también intercambio
e-mail o mensajes instantáneos con los miembros que están disponibles en el mismo tiempo que son,
lo que puede ser una alternativa de bajo costo para el uso del teléfono.
Online D.A. reuniones proporcionan una opción para los miembros que no pueden asistir a las
reuniones cara a cara debido a una enfermedad u otros factores.
Hemos encontrado que la comunicación en línea es diferente de hablar por teléfono en varias maneras.
Al igual que en las reuniones y conversaciones telefónicas, se mantienen confidenciales los mensajes
que recibir de los demás. Sin embargo, algunos de nosotros sentimos que el e-mail que se puede
ahorrar, enviada, visto por los demás, y así sucesivamente – es menos privado de una conversación
telefónica. Lo que decimos en un correo electrónico hoy pueden ser leídos por otras personas en el
futuro.
Otros problemas pueden ser incrementados por el uso de listas de correo electrónico, también
conocidos como servidores de listas o grupos de noticias. Listas de correo electrónico proporcionan
un forma cómoda de llegar a muchos miembros a la vez. Cuando nos participar en ellas, entendemos
que las personas que no sean DA los miembros podrán ver nuestros mensajes. Por ejemplo, algunos
de nosotros recibimos correo electrónico de las agencias de crédito y otros anunciantes después de
usar listas de correo electrónico.
Tomamos en cuenta estos factores al tomar una decisión de comunicarse con los miembros en línea.
Cuando la comunicación en línea, ya sea con un miembro o muchos, tenemos cuidado de aplicar las
Tradiciones de D.A. Lo hacemos por mantener el anonimato personal en que nuestros mensajes
pueden llegar a el público en general o de los miembros de la prensa. Además, ponemos los principios
a las personalidades cuando respondemos a otra de mensajes.

 

A continuación se muestra extracto E-Mail en línea de nuestro folleto DA

“Uso del teléfono y de Internet”. **

¿Qué hay de E-Mail y otras formas de comunicación en línea?

Además del teléfono, algunos de nosotros usamos el Internet para comunicarse con otros D.A. miembros – por ejemplo, a través de e-mail y mensajería instantánea. Muchos de nosotros usamos e-mail para alcanzar miembros cuyos horarios diferentes a las nuestras. Algunos también intercambio e-mail o mensajes instantáneos con los miembros que están disponibles en el mismo tiempo que son, lo que puede ser una alternativa de bajo costo para el uso del teléfono.

Online D.A. reuniones proporcionan una opción para los miembros que no pueden asistir a las reuniones cara a cara debido a una enfermedad u otros factores.

Hemos encontrado que la comunicación en línea es diferente de hablar por teléfono en varias maneras. Al igual que en las reuniones y conversaciones telefónicas, se mantienen confidenciales los mensajes que recibir de los demás. Sin embargo, algunos de nosotros sentimos que el e-mail que se puede ahorrar, enviada, visto por los demás, y así sucesivamente – es menos privado de una conversación telefónica. Lo que decimos en un correo electrónico hoy pueden ser leídos por otras personas en el futuro.

Otros problemas pueden ser incrementados por el uso de listas de correo electrónico, también conocidos como servidores de listas o grupos de noticias. Listas de correo electrónico proporcionan un forma cómoda de llegar a muchos miembros a la vez. Cuando nos participar en ellas, entendemos que las personas que no sean DA los miembros podrán ver nuestros mensajes. Por ejemplo, algunos de nosotros recibimos correo electrónico de las agencias de crédito y otros anunciantes después de usar listas de correo electrónico.

Tomamos en cuenta estos factores al tomar una decisión de comunicarse con los miembros en línea.

Cuando la comunicación en línea, ya sea con un miembro o muchos, tenemos cuidado de aplicar las Tradiciones de D.A. Lo hacemos por mantener el anonimato personal en que nuestros mensajes pueden llegar a el público en general o de los miembros de la prensa. Además, ponemos los principios a las personalidades cuando respondemos a otra de mensajes.

Reproducido con permiso de Deudores Anónimos

Junta de Servicios Generales, Inc.? 2002

Este folleto se puede pedir a DA. :

http://www.debtorsanonymous.org

Below is the excerpt re E-Mail online from our DA pamphlet

“Using the Telephone and Internet”**.

————**—–

What about E-Mail and other forms of Online Communication?

In addition to the telephone, some of us use the Internet to

communicate with other D.A. members–for example, through

e-mail and instant messaging. Many of us use e-mail to reach

members whose schedules differ from ours. Some also exchange

e-mail or instant messages with members who are available at the

same time we are, which may be an inexpensive alternative to

using the telephone.

Online D.A. meetings provide an option for members who

cannot attend face-to-face meetings due to illness, or other factors.

We have found that communicating online is different from

talking on the phone in several ways. As in meetings and

telephone conversations, we keep confidential the messages we

receive from others. Yet some of us feel that e-mail which

can be saved, forwarded, viewed by others, and so on –is less

private than a phone conversation. What we say in an e-mail today

may be read by others in the future.

Other concerns may be raised by the use of e-mail lists,

also known as listserves or news groups. Email lists provide a

convenient way to reach many members at once. When we

participate in them, we understand that people who are not D.A.

members may view our messages. For example some of us receive

email from credit agencies and other advertisers after using e-mail lists.

We take such factors into consideration when making a choice to

communicate with members online.

When communicating online, whether with one member or many,

we are careful to apply the Traditions of D.A. We do so by

maintaining personal anonymity when our messages may reach

the general public or members of the press. In addition, we place

principles before personalities when we respond to other’s

messages.

Reprinted with permission from Debtors Anonymous

General Service Board, Inc. ?2002

This pamphlet can be ordered from DA. : http://www.debtorsanonymou**s.org