P-104 Reuniones

P-104 Edited 2002 Meetings

(cover)

Portada

Reuniones

Debtors Anonymous

Literatura Aprobada por la Conferencia

“Asistimos a reuniones para compartir nuestras experiencias, fortalezas y esperanzas con otras personas. A menos que demos a los recién llegados lo que nosotros recibimos de DA, no lo mantendremos para nosotros mismos. “

  • Primera Herramienta de Deudores Anónimos.

DECLARACIÓN DE PROPÓSITO, En DA, nuestro propósito es triple: dejar de incurrir en deudas no garantizadas, compartir nuestra experiencia con el recién llegado y llegar a otros deudores.

DA Logo

Portada)

Cover

REUNIONES

¿Por qué es tan importante para los recién llegados asistir regularmente a las reuniones?

Logramos un sentimiento de esperanza

Como recién llegados, comenzamos a reconocer y absorber sentimientos de esperanza, identificándonos con otros en la reunión. El escuchar sus historias de recuperación, nos da la esperanza que el mismo programa también funcione con nosotros.

Nos identificamos con los demás

Las reuniones nos ayudan a ponernos en contacto con personas con los mismos problemas que nosotros. Escuchándolos y compartiendo nuestra propia experiencia, pasamos a formar parte de una nueva comunidad.

Conocemos gente que pueden brindarnos ayuda

En las reuniones conocemos gente que tienen problemas de dinero similares a los nuestros, y que comparten sus experiencias respecto a cómo los manejaron. Para mantener nuestra solvencia, compartimos con el recién llegado lo que hemos aprendido en Deudores Anónimos.

“Nuestra recuperación es dinámica: siempre podemos aprender cosas nuevas y crecer más. Asistimos a reuniones para escuchar y compartir cómo aplicar lo que hemos aprendido “.

¿A Cuántas reuniones asistimos?

La cantidad de reuniones a las que asistimos es una elección individual. Nuestra experiencia nos indica que la asistencia, en forma regular, es una parte importante de nuestra recuperación –eso es vital para los deudores compulsivos- y especialmente para los recién llegados. Es una de las Herramientas para aprender a cambiar nuestra conducta con la deuda. Nos mantenemos dispuestos a hacer todo lo posible para recuperarnos de la deuda compulsiva. Algunas veces esto significa abandonar otras actividades o interrumpir nuestra rutina a los efectos de asistir a las reuniones.

¿Cómo el compartir me ayuda a resolver mis problemas?

Compartir a menudo revela cómo somos, y cuan similares son nuestros problemas, sino en los detalles específicos, sí en los sentimientos que esconden. El compartir nos permite dejar a otros entrar en nuestra vida y poner nuestros problemas en perspectiva. El secreto ha sido el enemigo de nuestra recuperación. No necesitamos compartir cada detalle de nuestros problemas a nivel de grupo, pero aprendemos a compartir en profundidad al menos con uno o dos miembros, por lo general nuestro padrino o nuestro grupo de alivio de presión.

¿Porqué continuamos asistiendo a las reuniones?

Mantener la abstinencia.

Cuando la tentación a endeudarnos aumenta, podemos asistir a una reunión y hablar de ello. Aprendemos lo que otros miembros hacen para permanecer en abstinencia en situaciones

similares, y a menudo, se encuentra la solución a problemas que pueden haber contribuido a nuestro endeudamiento.

Romper el aislamiento.

En las reuniones encontramos un lugar seguro. Hacemos amistades nuevas, podemos hablar honestamente sobre nuestros miedos y aprendemos cómo otros manejan sus problemas. Ya no es necesario sentirnos que estamos solos.

Para recordar.

Recordamos cuál era nuestra situación antes de llegar a DA, porque no queremos volver a ese lugar, no queremos repetir los mismos errores otra vez. La asistencia regular también nos ayuda a ver cuánto camino hemos recorrido en nuestra recuperación.

Continuar creciendo.

Nuestra recuperación es dinámica, siempre podemos aprender nuevas cosas y crecer más. Acudimos a las reuniones a escuchar y compartir cómo aplicar lo que hemos aprendido. La mayoría de nosotros llegamos a DA con problemas que nos presionan y en un principio para encontrar soluciones prácticas a ellos. Una vez que los problemas son resueltos, necesitamos concurrir a las reuniones para evitarla repetición de los mismos esquemas que nos llevaron a DA. A medida que progresamos, las reuniones nos sirven para fortalecer nuestra recuperación emocional y espiritual.

Llevar el mensaje.

Cuando pasamos el mensaje a quienes aún sufren por causa de la deuda, estamos ayudando a nuestra propia recuperación. Cuando compartimos nuestra experiencia, fortaleza y esperanza con los demás, tomamos conocimiento de nuestra propia recuperación y, a menudo, encontramos soluciones a nuestros problemas.

Hacer servicio.

Cuando hacemos servicio, por ejemplo, arreglando el salón para las reuniones, o sirviendo dentro del grupo por un tiempo, realmente comenzamos a sentir el poder del programa. Invariablemente el servicio nos pone en un mayor contacto con otros miembros de DA, permitiéndonos sentir que somos parte de la hermandad, y nos da más oportunidades para crecer en la práctica de los temas de la vida cotidiana.

¿Habitualmente que guías se siguen en las reuniones?

No interrumpimos en las reuniones.

De acuerdo con nuestra Primera Tradición, la unidad de nuestro grupo es lo más importante. Aunque es posible que esto nunca suceda, la conciencia del grupo podría solicitarle a alguien que sea conflictivo a dejar la reunión. Por supuesto nadie puede ser expulsado de Deudores Anónimos, dado que nuestra Tercera Tradición dice que el único requisito para ser miembro es el deseo de parar el continuar endeudándose..

No nos involucramos en el Diálogo-Cruzado

Cuando decimos Dialogo-Cruzado queremos decir interrumpir al que esta compartiendo o hacer comentarios directos sobre lo que otro comparte. Esta guía nos libera del miedo de ser juzgados o interrumpidos.

Respetamos el anonimato de los otros.

El principio del anonimato significa que, fuera del salón, no repetimos lo que hemos oído o visto en las reuniones. La mayoría de nosotros nos agrada que nuestras historias e identidades permanezcan en carácter de confidenciales. El anonimato es el principio fundamental de todas nuestras tradiciones.

¿Qué sucede en las reuniones?

Mientras que las formas varían de región en región, y de reunión en reunión, hay algunos elementos comunes a todas ellas: un miembro coordina la reunión, se informan las novedades, se realiza una colecta para el sostenimiento financiero de la reunión, y compartimientos por otros. .

En las reuniones además, se puede dedicar tiempo para leer los Pasos, las Tradiciones, las Herramientas de recuperación, y otra literatura. Habitualmente, mensualmente, se dedica tiempo durante o después de la reunión, a una Reunión de Trabajo.

¿Qué tipo de reuniones hay?

Las reuniones son clasificadas como cerradas o abiertas.

A las abiertas pueden asistir cualquier persona interesada en el programa a nivel personal o profesional. Las reuniones cerradas son para personas que admiten ser deudores compulsivos y para aquellos que desean saber más del programa para aplicarlo sobre ellos mismos, también lo pueden hacer aquellos que sospechan que podrían tener un problema, aunque no estén seguros de que necesitan la ayuda de DA.

¿Cómo ganamos más al compartir en las reuniones?

Compartimos nuestra propia experiencia, fortaleza y esperanza, poniendo lo mejor de nosotros mismos. Mantenemos el enfoque sobre nosotros. Cambiamos las conductas, sentimientos y pensamientos que nos trajeron a DA. Si un tema es tratado en la reunión, encontramos que es mejor cuando nuestro compartir permanece dentro del foco del tema y explica cómo se relaciona con nosotros.

¿Qué forma seguimos comúnmente para contar nuestra historia?

Cuando hablamos, encontramos de ayuda considerar cuatro puntos:

  1. Como era nuestra vida antes de conocer DA,

      2. Como encontramos el programa de DA,

      3. Qué hizo DA por nosotros,

      4. Cómo es nuestra vida ahora.

Hemos notado que no es necesario estar preocupados por la “calidad” de nuestra historia, no importa cuan raros o comunes sean los detalles, hay siempre otros quienes se identificarán con las ideas y sentimientos expresados.

¿Qué pasa si nos piden que contemos nuestra historia pero sentimos que no estamos preparados?

Algunos de nosotros nos hemos resistido a contar nuestras historias, a causa de la vergüenza, por el hábito de mantener el secreto, por la historia personal u otras razones. Si sentimos que no estamos listos para hablar, es útil discutir las razones individualmente con algún otro del grupo. Podemos no estar dispuestos a decir sí a todos los pedidos de hablar, sin menoscabar el balance de nuestra recuperación. Podemos pedir sugerencias en esta área, a otros miembros de DA. Consideramos importante no sentirnos disminuidos y contar los aspectos importantes de nuestras vidas.

¿Hay requisitos para coordinar una reunión o Dar Servicio?

DA no tiene tales requisitos. Cada grupo establece sus propios requisitos. Cuando escuchamos algo como “la conciencia del grupo ha decidido que esa posición requiere de tres meses de abstinencia”, esto significa que para ser elegido el grupo requiere que el candidato no haya incurrido en gastos compulsivos o se haya endeudado sin garantías, por ese lapso de tiempo. Los requisitos de abstinencia pueden variar según la conciencia de cada grupo.

LOS DOCE PASOS DE DEUDORES ANÓNIMOS

  1. Admitimos que éramos impotentes ante la deuda, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.
  2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.
  3. Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.
  4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.
  5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.
  6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.
  7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.
  8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.
  9. Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.
  10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.
  11. Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.
  12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los deudores

compulsivos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

12 Steps and Traditions

Copyright C AA World Services Inc.

Adapted and reprinted with permission.

(Back Cover)

Contraportada

LOGO

Debtors Anonymous

Conference-Approved Literature

Deudores Anónimos

PO Box 920888

Needham, MA 02492-009

Tel 781-453-2743 or 800-421-2383 (US only)

Email, office@debtorsAnonymous.org Web, WWW.DebtorsAnonymous.org

© 2002 Debtors Anonymous General Service Board, Inc.

El logotipo y el nombre de Deudores Anónimos

Deudores Anónimos son marcas de servicio registradas

De la Junta de Servicios Generales de los Deudores Anónimos. Inc

The Debtors Anonymous Logo and the Name

Debtors Anonymous are registered service Marks

Of the Debtors Anonymous General Service Board. Inc.

P-104

2002 Edición Traducción del Folleto Original en inglés, P-104 Meetings